Descripción del proyecto

Intervención en espacio público e instalación
Cerro Santa Lucía y MAC Parque Forestal, Santiago, 2016

Fotografías de Andrés Martinoli y fotogramas de video Pegado a las Piedras, 2016

Intervención
Molde sobre roca en Cerro Santa Lucía
Asistencia de arte: Catalina Alfaro
Gasa, cola fría y resina.
2,60 x 4,20 x 1,20 m.
Julio, 2016.
Instalación
Gasa, cola fría, resina y tubos led.
2,60 x 4,20 x 1,20 m.
MAC Parque Forestal, 2016

Recientes investigaciones que vinculan arqueología y astrología (Bustamante y Moyano: 2013), proponen que Wangüelen o “el espíritu de las estrellas”, podría ser el antiguo nombre del cerro Santa Lucía, en el tiempo en que fue un antiguo observatorio astronómico y orográfico para la cultura mapuche, y posteriormente para la cultura inca. En este nuevo contexto, el topónimo Wangüelen resulta controversial frente al actual nombre del cerro Santa Lucía, en representación al personaje de tradición católica, martirizada por los romanos y que aun sin sus ojos era capaz de ver. Así, si el cerro fue un centro de observación astronómica indígena, su historia podría haber sido cegada simbólicamente mediante este cambio de nombre, acción que no es extraña a la labor evangelizadora del catolicismo en toda Latinoamérica. Como muchos saben, se denomina sudario santo a la sábana en la que envolvieron el cadáver de Cristo al bajarlo de la cruz. Su carácter santo radica en la imagen mutilada de

Cristo impresa sobre la tela. De esta forma, Sudario del Wangüelen busca conectar la imagen del sudario con el concepto de Wangüelen, produciendo una imagen mestiza y polisémica. Sudario del Wangüelen es una roca del cerro llena de huellas de dinamita que se cubrió de gasa, por capas, hasta tomar la forma de la roca, y se grabaron en ella los rastros de los explosivos. El sudario envuelve, así, un cuerpo, un pueblo, una roca, un cerro, un territorio, algo aparentemente muerto, pero que sobrevive. De este modo, la instalación toma el nombre del controversial vestigio católico, para relacionar las huellas de mutilación del cuerpo de Cristo crucificado con las que dejó la conquista religiosa en el territorio y los pueblos indígenas, sus más antiguos habitantes.

Obra financiada por el Fondo de Creación del Departamento de Artes Visuales, Universidad de Chile. Postulación realizada junto al docente y artista Luis Montes.

Agradecimientos:

Zimón Briceño
Roery Herrera
Rodrigo Vargas
Paulina Carreño
Gonzalo Carreño
Andrea Gutes
Daniela Soto
Héctor Astorga
Sergio Guerra
Emilia ahumada
Pascal Torres
Francisco Espinosa

EXPOSICIONES

  • Exposición doble “Santa Lucia”, junto al artista Luis Montes, en el MAC del Parque Forestal, Santiago 2016.