Descripción del proyecto

Instalación, Santiago 2015

Fotografías de Andrés Martinoli

Fotoserigrafía sobre metal atravesado por cuatro clavos. 96 x 180 x 15 cm.
Impresión: Jaime Zelada
Traspaso a puntos: Francisco Espinosa
Archivo fotográfico: Álbum Cerro Santa Lucía (1874)

Cuatro clavos antiguos, con la disposición de la cruz del sur, atraviesan una fotografía del cerro Santa Lucía, de 1874. Esta se titula La gran cascada y en ella se puede ver cómo era el cerro antes de ser intervenido por la construcción del paseo, en la gran remodelación urbana concebida por Benjamín Vicuña Mackenna. En la fotografía se alza una ermita sobre el cerro, representante de la conquista católica sobre el valle y expresión de dominio sobre el territorio. Esta cruz no solo significó el emplazamiento de dogmas occidentales y arquitectura sobre sitios indígenas ceremoniales, sino que también figuró la demonización y el castigo a los pueblos nativos por practicar sus creencias y técnicas. Asimismo se borraron parte de los topónimos, símbolos y lugares sagrados. Un ejemplo es el hallazgo de una piedra tallada con los tres niveles del mundo inca por Stehberg y Sotomayor (2012), que ha llevado a estos investigadores a plantear que el cerro Santa Lucia tuvo un carácter sagrado para esta cultura (y anteriormente para la mapuche); Bustamante y Moyano, (2013), por su parte, afirman que, dadas las características de su roca basáltica, su posición rodeada por los dos brazos del rio Mapocho y su visión de 360° sobre el valle, el cerro fue un antiguo observatorio astronómico para la lectura de los solsticios y equinoccios por medio de las montañas que conforman el valle circular del Mapocho.

De este modo, la instalación “Cruz del sur” pone en manifiesto las crucifixiones que siguen atravesando nuestro territorio e imaginario, la tierra y el cielo. Los clavos atraviesan la fotoserigrafía con la orientación que tenía la constelación Cruz del sur en el momento en que Pedro de Valdivia “fundara” la ciudad de Santiago, rebautizando este cerro con el nombre de Santa Lucía.

Obra financiada por el Fondo de Creación del Departamento de Artes Visuales, Universidad de Chile. Postulación realizada junto al docente y artista Luis Montes.